Blog

Sensaciones encontradas

Por: Eddy Rodríguez

Comunicaciones empató con Xelajú en un partido difícil que pudo haber ganado, de no haber sido por una distracción defensiva en los últimos minutos, quizá la única de la saga blanca en todo el encuentro. Un empate a dos goles que, dado el orden de los acontecimientos, deja la sensación de haberse perdido dos puntos en lugar de ganado uno. De cualquier forma, Comunicaciones continúa siendo el líder solitario del torneo por una jornada más, algo que motiva y mucho de cara al clásico, aunque se hace evidente que al equipo blanco le cuesta a veces cerrar los partidos, algo que también preocupa un poco.

El encuentro de hoy inició con el equipo blanco tomando la iniciativa y dominando el balón durante la mayoría del primer tiempo. También fue el equipo que dispuso de las oportunidades más claras. La primera correspondió a Gerardo Gordillo, que subió al área rival para un tiro de esquina, como acostumbra hacerlo en cada balón parado. Su determinación no suele ser en vano, como en esta ocasión, pues sería él precisamente quien logró cabecear dentro del área, pero José Carlos García midió bien el pique del balón y lo desvió justo a tiempo.

Un poco más tarde, Galindo estrelló la pelota contra el travesaño local. Luego de hacer un caño en las afueras del área, el mediocampista blanco prendió el balón en una comba preciosa; José Carlos García se estiró en vano, aunque la redonda únicamente estremeció el larguero.

Al cuarenta del primer tiempo por fin llegó el gol para los blancos. Lombardi había recuperado una pelota en media cancha, se la llevó pegada al pie, como con un hilo, encarándose con cuanto defensor chivo se le puso enfrente, y motivado por una repentina confianza, sacó un disparo violento desde el límite del área. Juan Carlos García repelió el disparo con brazos firmes, pero el rebote terminó justo donde estaba Agustín Herrera (acechante como buen depredador), y de primera la mandó a guardar. Un gol que daba la ventaja al equipo blanco poco antes del descanso.

El segundo tiempo empezó con un Xelajú impetuoso que pronto consiguió empatar. Rodolfo Robles, que recién había entrado de cambio, se enfrentó con Calderón en el uno contra uno; el jugador chivo movió el balón ante la salida del arquero panameño, y este terminó llevándoselo por delante. De inmediato el central pitó la pena máxima. Entonces el Toro Castellanos tomó el balón y la responsabilidad, y realizó el cobro con sangre fría para poner el uno a uno y provocar el júbilo en el Mario Camposeco.

Sin embargo, la alegría del empate tampoco duraría mucho que digamos, pues tan solo un par de minutos después Juan Yax derribó por la espalda a Agustín Herrera cuando el mexicano conducía el balón dentro del área local. Entonces Brayan López señaló el punto penal sin dudarlo. El mismo Agustín quiso cobrar, y  lo hizo con tranquilidad, con un toque suave que se adentró lentamente por el centro de la portería.

Comunicaciones creyó que ese gol sería suficiente para llevarse los tres puntos, que Xelajú no tendría ni las fuerzas ni la determinación para encontrar el empate por segunda vez. Pero en un tiro de esquina al minuto 84 la defensa crema perdió las marcas. Jhonatan Souza aprovechó la distracción y de cabeza venció el arco defendido por José Calderón.

Los últimos minutos los jugó mejor el equipo chivo, que subió sus líneas con la determinación de ganar el encuentro, pero el tiempo restante era muy poco como para tener más ocaciones. Al final el marcador se quedó en dos a dos, un empate que considerando la narrativa del encuentro, resulta más reconfortante para los locales.


Comentarios Facebook

Lo más visto

También te puede interesar

Redes Sociales

Perfiles Cremas

Historia

Videos

Avisos / Otras noticias

© CAMERINOCREMA · Todos los Derechos Reservados | Website por LaraWebs.com